lunes, 17 de septiembre de 2018

SENA certificó experiencia de 114 palmicultores en La Gloria, Cesar


Los trabajadores de la hacienda La Gloria fueron certificador en corte, riego y fertilización del cultivo de palma de aceite.

 En busca de contribuir con el fortalecimiento de las alianzas con el sector productivo, generando en el Cesar un impacto positivo en la productividad de las empresas y los empleados, el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, certificó la experiencia de 114 trabajadores del sector palmicultor en la hacienda La Gloria, ubicada en el corregimiento de Simaña, municipio de La Gloria, sur del Cesar.

Nader Luis Contreras, de 28 años, quien completa dos años cortando los racimos de la palma, verificando que el fruto esté maduro y podando las hojas, aseguró sobre este proceso: “Debo agradecer a mi empresa y al SENA por esta gran oportunidad que nos dan de afianzar nuestro conocimiento en el trabajo y aprovechar para futuras posibilidades laborales que nos brinden. Lo fácil de esta certificación es que uno sabe lo que hace en el trabajo y sólo debe demostrarlo al evaluador”.

A través del equipo de Competencias Laborales del Centro Agroempresarial de Aguachica, CAE, el SENA Regional Cesar certificó 57 trabajadores en la norma 270404060 Cortar racimos de palma de aceite de acuerdo con criterios de técnicos; 31 certificados en la norma 270404055  Fertilizar el cultivo de acuerdo con sistemas y técnicas, y 26 más  en la norma 270404052 Regar el cultivo de palma de aceite de acuerdo con criterios técnicos, con lo cual el sector palmicultor y el SENA  buscan el crecimiento laboral de sus trabajadores, el fortalecimiento del sector y la garantía de contar con personal idóneo y capacitado  de acuerdo a las exigencias para contribuir a la productividad y competitividad en nuestra región.


“Para la compañía es muy importante la capacitación, es un pilar fundamental en el desarrollo de nuestro personal y la alianza que tenemos con el SENA nos ha permitido cumplir con este objetivo que tiene la compañía en busca de lograr que nuestros trabajadores refuercen sus conocimiento y se sientan seguros al momento de cumplir con sus tareas”, comentó Luis Antonio Celis, gerente de  hacienda La Gloria. 

Entre los procesos que el SENA ha adelantado con esta empresa figuran además de las certificaciones para los trabajadores del campo, otras para el área de vigilancia y administrativa.


Para el Director SENA Regional Cesar, Orlando Saavedra Zuleta,  este proceso con hacienda La Gloria ratifica la  pertinencia de esta institución que busca fortalecer las alianzas con los sectores productivos, especialmente con el  agropecuario, verdadera vocación productiva del departamento.
“Para nosotros es de total satisfacción certificar a estos trabajadores, quienes durante años han logrado aprender la actividad del corte, riego y fertilización del cultivo de palma,  lo que les va a permitir mejorar su calidad de vida y escalar en sus labores al interior de la hacienda La Gloria”, puntualizó Saavedra Zuleta.

¿Qué son las certificaciones por competencias laborales?

La evaluación de las  competencias laborales es  el proceso por medio del cual un evaluador recoge evidencias de desempeño, producto y conocimiento de una persona con el fin de determinar su nivel de competencia (básico, intermedio o avanzado), para desempeñar una función productiva, centrándose en el desempeño real de las personas y con base en un referente que es la Norma de Competencia Laboral y/o el esquema de certificación. 

Este procedimiento tiene como propósito promover y reconocer  el aprendizaje y la experticia adquirida a lo largo de la vida laboral  de aquellos colombianos que se encuentren vinculados laboralmente, que estén en búsqueda de empleo e independientes y que demuestren, como principal requisito, que tienen una experiencia laboral mínima de un año.


El compromiso constante de los trabajadores de la hacienda La Gloria les permitió ser certificados por el SENA en procesos donde contaban con una experiencia.